Arquivo do blogue

sábado, 30 de abril de 2011

todos os Papas desde as aparições de 1917 até à actualidade, destacando as quatro visitas ao santuário: a primeira em 1967, por Paulo VI, e as restantes, em 1982, 1991 e 2000, por João Paulo II.

Os Papas e Fátima
O Santuário de Fátima expõe no complexo da igreja da Santíssima Trindade a exposição documental "O Bispo vestido de branco: Os Papas e Fátima", que evoca as visitas pontifícias àquele espaço.
A iniciativa, organizada no âmbito da deslocação a Portugal de Bento XVI, recorda através de fotografias e documentos todos os Papas desde as aparições de 1917 até à actualidade, destacando as quatro visitas ao santuário: a primeira em 1967, por Paulo VI, e as restantes, em 1982, 1991 e 2000, por João Paulo II.

FotoBento XV

FotoPio XI

FotoPio XII

Foto

FotoJoão XXIII

FotoCard. Angelo Roncalli (futuro Papa João XXIII) em Fátima

Foto

FotoPaulo VI empreendeu a primeira visita de um Papa a Portugal, em Maio de 1967, no cinquentenário das aparições de Nossa Senhora aos videntes Lúcia, Francisco e Jacinta.

Foto

Foto

Foto

Foto

FotoJoão Paulo I

FotoD. Albino Luciani (futuro Papa João Paulo I) em Fátima

FotoJoão Paulo II

Foto
Após o atentado falhado de 13 de Maio de 1981, João Paulo II reteve uma convicção profunda, que testemunhou com as seguintes palavras: “Eu devo a minha vida a nossa Senhora de Fátima”. Assim, um ano após esta data, em 1982, o “Papa de Fátima”, como ficará para a história, peregrinou a este santuário mariano português.
Foto
Dez anos depois do atentado, em 1991, o Papa peregrino regressaria a Fátima, após em 1984 ter pedido para lhe ser levada a Roma a imagem de Nossa Senhora de Fátima entronizada na Capelinha das Aparições, para a consagração do mundo à Virgem.
Foto
A expressão mais alta do reconhecimento de Fátima por João Paulo II deu-se a 13 de Maio de 2000, com a beatificação dos dois videntes mais novos e o anúncio da publicação da terceira parte do segredo”, considera Mons. Luciano Guerra, antigo reitor do Santuário de Fátima.
Foto
Um dos gestos da ligação deste Papa a Fátima aconteceu quando Jele ofereceu a Nossa Senhora de Fátima a bala que o trespassara em 1981. Esta bala foi no ano de 1989 encastoada na coroa preciosa de Nossa Senhora de Fátima, que tinha sido oferecida pelas mulheres de Portugal em 1942.
Foto

FotoCard. Joseph Ratzinger, actual Papa Bento XVI, em Fátima

Foto

Foto

Texto e fotografia: Santuário de Fátima
Fotografias da exposição: rm/SNPC
16.04.10

JUAN PABLO Y MARÍA


.
Ya sé acerca el momento, que todos hemos estado aclamando desde que se nos fue.
Un vida así, un ejemplo así, una luz así, hay que ponerla en lo alto para que ilumine.
Probablemente todo lo que se pueda decir de su persona y de su vida, queda pequeño; este Papa, tremendamente humano, fue muy fiel, y por eso es más que grande, ¡magno!, como ya todos le conocemos.
.
El pequeño puzzle-homenaje que antecede a estas palabras tan solo señala aspectos de su vida.
Maestro en el dolor, abrazó la Cruz como pocos, y hasta la muerte misma. Su trato con el prójimo, el cariño a los demás fue exquisitamente delicado, como solo lo hacen los que están tan cerquita de Dios que cada gesto que hagan, refleja al mismo Creador.
Bueno, sonriente, para nadie tuvo un mal gesto. Admirable y ejemplar en todos los sentidos. Fue Juan Pablo un hombre excepcional, sin duda alguna, que desde el cielo ya está rogando por todos nosotros.
.
Pero este sábado, pórtico de su –nuestro- gran día…, quiero recordarle sobretodo en su faceta más filial con la Madre. La Virgen fue su lema, su programa de vida, su estandarte y fue fiel a la Madre, como uno de los mejores hijos. Y en eso… también es un ejemplo para todos nosotros.
Por eso, hoy quiero unir la figura del querido próximo beato, con su oración predilecta, la cual, todos los blogueros, rezamos con especial devoción, cada sábado.
He aquí, un decálogo de perlas de Juan Pablo II, sobre ese incomparable instrumento de salvación que es el Santo Rosario:
.
1. “El Rosario, en su sencillez y profundidad, es un verdadero compendio del Evangelio y conduce al corazón mismo del mensaje cristiano” SS. Juan Pablo II
.
2. “Con el trasfondo de las Avemarías del Rosario, pasan ante los ojos del alma los episodios principales de la vida de Jesucristo. Los misterios del Rosario nos ponen en comunión vital con Jesús a través del Corazón de su Madre” SS. Juan Pablo II
.
3. “El Rosario de la Virgen Maria, es una oración apreciada por numerosos Santos y fomentada por el Magisterio. Sigue siendo también en este Tercer Milenio, una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad” SS. Juan Pablo II.
.
4. “El Rosario es al mismo tiempo una oración sencilla y teológicamente rica en contenidos bíblicos” SS. Juan Pablo II
.
5. “El Rosario propone a todos los fieles cómo se acoge, se guarda y se vive cada palabra y acontecimiento de Dios, en el camino todavía en marcha de la salvación del mundo”. SS. Juan Pablo II
.
6. “En el Rosario aprendemos de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su amor” Juan Pablo II
.
7. “La plegaria del Rosario es oración del hombre en favor del hombre: es la oración de la solidaridad humana, que refleja el espíritu y las intenciones de la primera redimida: María” SS. Juan Pablo II
.
8. “Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor” SS. Juan Pablo II
.
9. “Recitar el Rosario, en efecto, es en realidad contemplar con Maria el rostro de Cristo. Nadie se ha dedicado como Maria, a la contemplación de Cristo” SS. Juan Pablo II
.
10. “Recorrer con María las escenas del Rosario es como ir a la "escuela" de María para leer a Cristo, para penetrar sus secretos, para entender su mensaje”. SS. Juan Pablo II
.http://arcend
o.blohhttp://arcendo.blogspot.com/ttp://arcendo.blogspot.com/gspot.com/

quarta-feira, 27 de abril de 2011

DE MARÍA SANTISIMA Y EL APOSTOLADO DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS


 


“Si, Dios quiere que su Madre Santísima, sea ahora más conocida, amada y honrada que nunca (las apariciones y revelaciones que Nuestra Señora ha tenido desde 1847). Lo que sucederá sin duda, si los predestinados, con la gracia y luz del Espíritu Santo, entran y penetran en la práctica interior y perfecta de la devoción que voy a manifestarles en seguida (la Sagrada Esclavitud a Jesus por María).

Entonces verán, en cuanto lo permita la fe, a esta hermosa estrella del mar y, guiados por Ella, llegará a puerto seguro, a pesar de las tempestades y de los piratas.

Entonces conocerán las grandezas de esta Soberana y se consagrarán enteramente a su servicio como súbditos y esclavos de amor.

Entonces saborearán sus dulzuras y bondades maternales y la amarán tiernamente como sus hijos predilectos.

Entonces experimentarán las misericordias en que Ella reboza y la necesidad en que están de su socorro, recurrirán en todo a Ella, como a su querida Abogada y Medianera ante Jesucristo.

Entonces sabrán que María es el medio más seguro, fácil, corto y perfecto para llegar hasta Jesucristo y se consagrarán a Ella en cuerpo y alma sin reserva alguna, para pertenecer del mismo modo a Jesucristo.

Pero ¿qué serán estos servidores, esclavos e hijos de María? Serán el fuego abrasador de los ministros del Señor, que prenderán el fuego del Amor Divino por todas partes, serán como flechas agudas en las manos de esta Virgen poderosa, para atravesar a sus enemigos. Serán los hijos de Leví, bien purificados por el oro del amor en el corazón, el incienso de la oración en el espíritu y la mirra de la mortificación en el cuerpo y por todas partes, serán Buen olor de Jesucristo a los pobres y a los pequeños, mientras que serán olor de muerte para los grandes, para los ricos y para los orgullosos del mundo.

Serán aterradoras nubes que volarán por los aires al menor soplo del Espíritu Santo y que, sin apegarse a nada, ni extrañarse de nada, ni preocuparse de cosa alguna, descargarán la lluvia de la palabra de Dios y de la vida eterna; tronarán contra el pecado, retumbarán contra el mundo, herirán al Diablo y a los suyos (Comunismo * Masonería * Liberalismo * Sectas); atravesarán de parte a parte, para la vida o para la muerte, con el cuchillo de doble filo de la Palabra de Dios, a todos aquellos a quienes serán enviados de parte del Altísimo.

En su boca tendrán el cuchillo de doble filo de la palabra de Dios, sobre sus espaldas llevarán el estandarte ensangrentado de la Cruz, en la mano derecha el Crucifijo, en la izquierda el Rosario, en su corazón los Sagrados Corazones de Jesús y María, en toda su conducta la Modestia y Mortificación de Jesucristo.

Serán los Apóstoles de los Últimos Tiempos, a quienes el Señor de las Virtudes dará la palabra y la fuerza para obrar maravillas y obtener gloriosos trofeos sobre sus enemigos; dormirán sin oro ni plata y, lo que es más, sin cuidados en medio de los SACERDOTES, Eclesiásticos y Clérigos y, sin embargo, tendrán alas de paloma, para volar con la pura intención de la gloria de Dios y de la salvación de las almas, a donde los llama el Espíritu Santo, y no dejarán detrás de ellos, en los lugares donde habrán predicado, más que el oro de la caridad, que es el cumplimiento de toda ley. En fin, sabemos que serán verdaderos discípulos de Cristo que, caminado sobre las huellas de la pobreza, humildad, desprecio del mundo y caridad, enseñarán el camino de Dios en la Verdad Pura, según el Santo Evangelio y no según las máximas del mundo, sin preocuparse ni hacer acepción de nadie, ni perdonar, ni escuchar, ni temer a ningún mortal, por poderoso que sea. He aquí los grandes hombres  (y mujeres) que han de venir, pero a quienes María formará por orden del Altísimo, para extender su imperio sobre el de los Impíos, Idólatras, Mahometanos. ¿Mas cuándo será esto? Solo Dios lo sabe; a nosotros sólo toca callar, rogar, suspirar, esperar. Estas grandes almas, llenas de gracia y de celo, serán escogidas para oponerse a los grandes enemigos de Dios, que se extenderán por todas partes y serán, de una manera especial, devotos de María, fortalecidas por su luz, alimentadas con su leche, conducidas por su espíritu, sostenidas por su brazo, guardadas bajo su protección, de modo que combatirán con una mano y edificarán con la otra. Con una mano lucharán, derribarán y aplastarán a los Herejes con sus herejías, a l os Cismáticos con sus cismas, a los Idólatras con sus idolatrías y a los Pecadores con sus impiedades, y con la otra mano edificarán el templo del verdadero Salomón y de la Mística Ciudad de Dios, es decir, la Santísima Virgen, llamada por los Santos Padres el Templo de Salomón y la Ciudad de Dios. Conducirán a todo el mundo con sus palabras y ejemplos a la verdadera devoción de María, lo cual les acarreará muchos enemigos, pero también muchas victorias y glorias para Dios solo”.

(San Luis María de Montfort, Tratado de la Verdadera Devoción ala Santísima Virgen)
 
http://caballerodelainmaculada.blogspot.com/

terça-feira, 12 de abril de 2011

PENSAMIENTOS DE SAN PÍO DE PIETRELCINA SOBRE NUESTRA SEÑORA

El Padre Pío fue muy devoto de la Virgen María.

"En las mayores aflicciones, siento que no tengo madre en esta tierra, pero que cuento con una muy bondadosa en el cielo. Quisiera tener una voz tan poderosa como para invitar a los pecadores del mundo entero a amar a la Virgen María"

"Si no hubiera Fe los hombres te llamarían diosa. Tus ojos resplandecen más que el sol, eres hermosa, Madre, me glorío, ¡Te quiero!"

"Oye, Madre, yo te quiero más que a todas las criaturas de la tierra y del cielo;... después de Jesús, es claro; te quiero tanto."

"Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte."

"Seamos inmensamente gratos a la Virgen. ¡Ella nos dio a Jesús!"

"Permaneced como la Virgen, al pie de la Cruz, y seréis consolados. Ni siquiera allí María se sentía abandonada. Por el contrario, su Hijo la amó aun más por sus sufrimientos." 
http://caballerodelainmaculada.blogspot.com/

segunda-feira, 4 de abril de 2011

Irmã Lúcia: a oração do Terço é, depois da Sagrada Liturgia Eucarística, a que mais nos introduz no mistério íntimo da Santíssima Trindade e da Eucaristia; a que mais nos traz ao espírito os mistérios da Fé, da Esperança e da Caridade.

 

Irmã Lúcia: o Terço é oração eucarística!

A oração do Rosário ou Terço é, depois da Sagrada Liturgia Eucarística, a que mais nos une com Deus, pela riqueza das orações de que se compõe, todas elas vindas do Céu, ditadas pelo Pai, pelo Filho e pelo Espírito Santo. 

A Glória, que rezamos em todos os mistérios, foi ditada pelo Pai aos Anjos, quando os enviou a cantá-la junto do Seu Verbo recém-nascido, e é um hino à Trindade. 

O Pai-Nosso foi-nos ditado pelo Filho, e é uma oração dirigida ao Pai. 

A Ave-Maria é, toda ela, impregnada de sentido Trinitário e Eucarístico: As primeiras foram ditadas pelo Pai ao Anjo, quando O enviou a anunciar o mistério da Encarnação do Verbo.

 “Ave-Maria, cheia de graça, o Senhor é convosco”: Sois cheia de graça porque em Ti reside a fonte da mesma Graça. É pela Tua união com a Santíssima Trindade, que Tu és cheia de graça.

Movida pelo Espírito Santo, disse Santa Isabel: “Bendita sois Vós, entre as mulheres, e bendito é o fruto do vosso ventre, Jesus”: Se sois bendita, é porque é bendito o fruto do vosso ventre, Jesus. 

A Igreja, também movida pelo Espírito Santo, acrescentou: “Santa Maria, Mãe de Deus, rogai por nós, pecadores, agora e na hora da nossa morte”: Isto é também uma oração, dirigida a Deus através de Maria: Porque sois Mãe de Deus, roga por nós. 

É oração trinitária, sim, porque Maria foi o primeiro Templo vivo da Santíssima Trindade: “O Espírito Santo descerá sobre Ti, — O Pai Te cobrirá com a Sua sombra, — E o Filho, que de Ti nascer, será chamado o Filho do Altíssimo”. 

Maria é o primeiro Sacrário vivo onde o Pai encerrou o Seu Verbo. O Seu Coração Imaculado é a primeira custódia que O guardou. O Seu regaço e os Seus braços foram o primeiro altar e o primeiro trono sobre o qual o Filho de Deus, feito homem, foi adorado. — Aí O adoraram os Anjos, os Pastores e os sábios da terra. Maria é a primeira que tomou em Suas mãos, puras e imaculadas, o Filho de Deus; o conduziu ao Templo, para oferecê-Lo ao Pai, como vítima pela salvação do mundo. 

Assim, a oração do Terço é, depois da Sagrada Liturgia Eucarística, a que mais nos introduz no mistério íntimo da Santíssima Trindade e da Eucaristia; a que mais nos traz ao espírito os mistérios da Fé, da Esperança e da Caridade. 

Ela é o pão espiritual das almas; Quem não ora, definha e morre. É na oração que nos encontramos com Deus, e é nesse encontro que Ele nos comunica a Fé, a Esperança e a Caridade: virtudes estas sem as quais não nos salvaremos. 

O Terço é a oração dos pobres e dos ricos, dos sábios e dos ignorantes; Tirar às almas esta devoção, é tirar-lhes o pão espiritual de cada dia. O Terço é a que sustenta a pequenina chama da Fé, que ainda de todo se não apagou em muitas consciências. Mesmo para aquelas almas que rezam sem meditar, o simples ato de tomar o Terço para rezar é já um lembrarem-se de Deus, do Sobrenatural. A simples recordação dos mistérios, em cada dezena, é mais um raio de luz a sustentar, nas almas, a mecha que ainda fumega. 

Por isso o Demônio lhe tem feito tanta guerra! E o pior é que tem conseguido iludir e enganar almas cheias de responsabilidade, pelo lugar que ocupam! 


Trecho do Pequeno tratado da Irmã Lúcia, sobre a natureza e recitação do Terço.
A Associação de Fátima
 
http://angueth.blogspot.com/