Arquivo do blogue

sábado, 18 de fevereiro de 2017

CONSAGRAÇÃO DE PORTUGAL AOS SAGRADOS CORAÇÕES UNIDOS SERÁ FEITA EM FÁTIMA A 23 DE FEVEREIRO

SPANISH

Spanish

GERMANY

Germany

PORTUGUESE

PORTUGUESE

ITALIAN

ITALIAN

JAPANESE


 APOSTOLADO DE LOS SAGRADOS CORAZONES UNIDOS DE JESUS Y MARIA,

La Madre llama a su siervo Manuel de JESUS

TESTIMONIO DE MANUEL DE JESUS

La Madre llama a su siervo Manuel de JESUS, brote de los Sagrados Corazones Unidos, porque la mama celestial le dice que es un alma que ha brotado de su Corazón Doloroso e Inmaculado a quien envía como misionero y embajador para unir a su Ejército para que unidos bajo la fuerza que nace de lo alto traigan el Reino del Sagrado Corazón Eucarístico de Jesucristo, Rey del Universo con el triunfo del Doloroso e Inmaculado Corazón de María.

Meditando sobre la bondad del Señor que aun hoy, habla a nuestro tiempo llamándonos a la conversión y a un verdadero compromiso con su Hijo Jesucristo. Toda manifestación de Jesús y de María es una bendición de DIOS para la humanidad de hoy, es parte de la comunión de la Iglesia es decir la comunión de nosotros la Iglesia peregrina con la Iglesia triunfante.

Desde muy pequeño, el Señor ha colmado mi espíritu con gracias muy especiales, místicas, profundas, mercedes de su majestad decía la madre santa teresa de Ávila; estas mercedes del cielo que a veces son una cruz para mí, porque no comprendo algunas veces tantas gracias y el mismo Señor se encarga de educarme y guiarme con la santa presencia materna de MARIA.

Desde muy niño he tenido una grande devoción a la madre MARIA, y fue con esta mama celestial que aprendí a amar más a Jesús.

Aun pequeño tenia visiones de María primeramente bajo la advocación de Rosa Mística y un tiempo después como Nuestra Señora de Fátima. Siempre en mis oraciones en mi habitación, cuando rezaba el Santo Rosario, la mama del cielo se presentaba y se quedaba conmigo todo lo que duraba el Santo Rosario.     

 La Madre me instruía siempre desde lo secreto. Y aquí deseo subrayar que cuando una manifestación viene de Dios hacia las almas, las almas o el instrumento a veces de alguna forma inconsciente vive la Palabra de DIOS, Nuestra Madre siempre nos hace vivir el Evangelio a veces sin que nos demos cuenta de ello, es el primer paso en nuestra caminar espiritual por eso la Madre Bendita  cumplía en mi vida aquella cita de las Sagradas Escrituras del Evangelio de san Mateo (Cap. 6; 6) “Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.”

Fui creciendo espiritualmente y en edad, la Santísima Madre iba formándome de corazón a corazón, me instruía internamente como dice el Salmo (Cap. 94; 12):” Bienaventurado el hombre a quien corriges, SEÑOR, y lo instruyes en tu Ley”. Y así la Santísima Madre como buena madre fue educándome, enseñándome, guiándome, y cada vez más crecía más mi amor por su Hijo Jesús. Siempre pecador, siempre imperfecto, siempre humano, el Señor me ha ido edificándome, destruyéndome para construir sobre mis ruinas su santuario, su templo, este es el camino que nos invita a seguir Jesús y María, con los llamados de amor y de conversión con los que nos instruyen.

LA REVELACION

El día 15 de Julio del año 2013 se presenta Nuestra Señora en mi habitación nuevamente y revelo ese día la Misión que me había encomendado  e iniciado conmigo y la Madre me dice: este cuarto es mi casita, de aquí saldrá mi Gloria, y mi Amor, aquí vivo contigo y mi amado Hijo Jesús, nuestro amor se hará uno y nuestros corazones unidos estarán contigo. “Yo soy María, Madre de Gracia, Madre del Corazón Doloroso e Inmaculado la que te ama”

EL TITULO DE: CORAZON DOLOROSO E INMACULADO DE MARIA O MARIA CORREDENTORA

Nuestra Señora me ha dicho sobre la advocación que se me ha revelado:

“Mi Corazón, Mi Amor, Soy Vuestra Madre” leer...


Amado hijito, desde el inicio de las manifestaciones en Fátima, se anunció que era una Obra realizada por medio de los Sagrados Corazones de la Madre y del Hijo.


Llamado de Amor y Conversión del Sagrado Corazón de Jesús
16 de febrero de 2017
Consagra a la Iglesia, al mundo y a Rusia

El instrumento: Jesús aquí estoy, ayúdame a servirte y hacer lo que pides.


Jesús: Pequeño, la disposición de tu pequeño corazón me agrada. Siempre te ves pequeño, frágil, débil, impotente. Siempre tu corazón late y ansía Mi Presencia.
Tu corazón siempre está necesitado de Mi Sagrado Corazón, y esto consuela Mi Corazón. Eres pequeño, frágil, sufrido y perseguido, para que el mundo vea que esta Obra, que a través tuyo he impulsado, es Mía y proviene de Mi Sagrado Corazón. Contigo, pequeño, confundo al sabio de este mundo.

El instrumento: Jesús, gracias. Soy pequeño, te agradezco por esto. Soy pequeño, y siempre quiero ser sólo esclavo de amor de Tu Sagrado Corazón.


Jesús: Hijo, y como esclavo de amor, te pido que te ofrezcas por tres cosas importantes para la realización de Mi Reinado de Paz: ofrécete como una ofrenda de amor.

El instrumento: Jesús, me ofrezco para servirte y que hagas de mi lo que gustes.

Jesús: Hijo, ofrécete entonces porque el tiempo es urgente. Ofrécete para que la Iglesia pregone el Reinado de Mi Sagrado Corazón, anunciando y proclamando el quinto dogma mariano del Corazón Corredentor de Mi Madre. Ofrécete por la consagración de Rusia, ahora, a Nuestros Sagrados Corazones Unidos, y la conversión de muchos hombres. Y para que venga Mi Reinado Eucarístico por medio del Triunfo del Corazón Doloroso e Inmaculado de María.
Ahora, hijito, el tiempo es urgido y el Cielo llama, convoca y prepara a los apóstoles de los últimos tiempos para que, con el Apostolado, apresuren el cumplimiento de la Divina Voluntad sobre la tierra.

Pequeño, hagamos esta oración para consagrar la Iglesia, el mundo y Rusia:

Eterno Padre, Tu Misericordia es eterna. Esperas pacientemente que la humanidad se arrepienta y se salve. Te pedimos, en nombre de Tu Hijo Jesús, que tu Espíritu Santo se derrame sobre la tierra para que los corazones sean tocados y movidos a la conversión.

Padre, en estos últimos tiempos donde el peligro de la condenación eterna predomina, te pedimos que se manifieste la Divina Misericordia del Sagrado Corazón de Jesús para alcanzar a la tierra, paz, consuelo y salvación.

Adorable Santísima Trinidad que has dispuesto ahora que la humanidad se reestablezca en el orden y en santidad a través de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María, queremos como esclavos de Tu Amor Trinitario; hijos de la Mujer vestida del Sol y miembros de Tu Cuerpo Místico, la Iglesia; unidos al Santo Padre, y a los obispos y sacerdotes en comunión con él;  como reyes, sacerdotes y profetas desde nuestro bautismo; entregar y consagrar, según el pedido de Nuestra Señora en Fátima, a la Iglesia, para que sea limpiada y rociada con la Preciosa Sangre de Tu Hijo Jesús y las Lágrimas Maternales de María, y aumente en santidad y espíritu de conversión a todos sus miembros.

Te consagramos a Rusia, a través de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, para que el Rocío de Tu Espíritu reavive, sane y convierta esta nación y no sea instrumento de maldad del enemigo y sus agentes. Que esta tierra crezca y florezca en santidad, piedad y conversión.

Te entregamos el mundo entero, para que en cada rincón de la tierra se proclame el Reino Eucarístico del Sagrado Corazón de Jesús a través del Corazón Triunfante de María Inmaculada. Y que en el mundo entero se susciten apóstoles de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María que pregonen por doquier la semilla de la Palabra de Dios y las almas se salven, para consolar Vuestro Amor Trinitario tan ultrajado por los hombres.

Recibe nuestra consagración por las Manos de la Madre Corredentora, y escucha y responde a nuestra plegaria según Tu Divina Voluntad.
Dios mío, creo, adoro, espero y te amo, y te pide perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman. Amen

Ora siempre así Mi esclavo de amor, la caridad de la Santísima Trinidad urge. Te amo y te bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.


Ave María Purísima, sin pecado concebida.


JUEVES, 16 DE FEBRERO DE 2017



Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José
15 de Febrero de 2017

Hijos de Mi Castísimo Corazón, les invito a abrir el corazón. Cuando el hombre cierra su corazón a Dios, aunque ore y pida luz pero no abre su corazón, no comprenderá los designios de Dios.
Es necesario abrir el corazón, y orar con el corazón, para que el Espíritu Santo actúe en ustedes haciendo una obra de perfeccionamiento espiritual como lo hizo en Mí.
Yo abrí el Corazón. No entendía, ni comprendía, el Misterio de la Encarnación del Verbo en el Seno de Mi Amadísima Esposa, la Santísima Virgen, pero el Espíritu Santo iluminó, transformó y guio Mi Corazón. No entendía todo, pero con el Corazón abierto fui capaz de obedecer y de creer.

 Así, queridos hijos, abran sus corazones; no lo comprenderán todo, ni entenderán todo, pero serán capaces de aceptar el Mensaje, de vivirlo, de obedecer. Pequeños, oren mucho, oren siempre con el corazón.

Mi Casto y Amante Corazón, que también se manifestó en Fátima, les ama y les bendice. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.



MIÉRCOLES, 15 DE FEBRERO DE 2017



Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
14 de febrero de 2017

Amado hijito, desde el inicio de las manifestaciones en Fátima, se anunció que era una Obra realizada por medio de los Sagrados Corazones de la Madre y del Hijo.
El Eterno Padre ha deseado que en Fátima se manifiesten los Sagrados Corazones, y en este bendito lugar escogido por el Padre, se anunció el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón. Esta es, mi pequeñito, la gran Promesa de Fátima, y como hijos de Mi Corazón son también heredad de esta gran Promesa, pues como Madre deseo que Mi Rebaño Fiel participe de Mi Triunfo.
A Santa Margarita se le anunció el Reinado del Sagrado Corazón de Jesús.
A los tres pastorcitos; Lucía, Francisco y Jacinta, se les anunció el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón.
Ahora, estas dos grandes profecías y carismas, del Triunfo y Reinado de Nuestros Sagrados Corazones, encuentran su plenitud y cumplimiento en el Apostolado de Nuestros Sagrados Corazones. Porque es con los apóstoles de Nuestros Sagrados Corazones que se realizará el Triunfo de Mi Corazón Doloroso e Inmaculado, y fruto de este Triunfo, será el advenimiento del Reino Eucarístico del Sagrado Corazón de Mi Hijo.

Ahora, pequeño Elías, comprende porque te enviamos a Fátima; para que desde este lugar hagas la entrega del Mensaje y de la Promesa a la Divina Voluntad del Eterno Padre, a través de Nuestros Sagrados Corazones, para que esta gran Obra de Amor se realice según Sus Santos Planes, y sean purificadas estas Manifestaciones del Cielo en Fátima de la intervención humana que ha detenido infinidad de gracias por pensar y actuar no como Dios sino como los hombres, haciendo que este Mensaje sea mal interpretado, desviado y hasta ignorado por los hombres.
Consagra. Y repara, pequeño mío, esta desviación de Mi Mensaje que han causado los hombres por ignorar Mi Mensaje y no vivirlo. Haz esta oración:

Santísima Trinidad; Padre, Hijo y Espíritu Santo, que siempre intervienen en la historia humana para la salvación de las almas, y que suscitan profetas para que anuncien Tus Palabras de Vida y Consuelo, te damos gracias por el Don de Fátima;  que es una invitación a la adoración eucarística, a la reparación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, a vivir la Santa Ley de Dios,  y a la reconciliación de los hombres.
Permítenos, Padre, escuchar a Tu Hijo que por medio de la Fuerza del Espíritu Santo nos habla con y por medio del Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre. Y  vivir, acoger y obedecer el Santo Mensaje de Fátima que es el arrepentimiento, sacrificio, penitencia, reparación y santidad;  y consolar así a los Santísimos Corazones de Jesús y de María.
Santa y Adorable Trinidad, te entregamos las Manifestaciones del Cielo y los Mensajes de Fátima para que la humanidad crea y viva este Santo Mensaje del Ángel de la Paz y de Nuestra Señora, para que la Iglesia de Jesús crea y obedezca, y así como es responsabilidad anunciar y denunciar como Profeta, pregone el Santo Mensaje de Fátima.
Te pedimos, Padre, que por medio del Triunfo del Corazón Doloroso e Inmaculado de María, venga pronto el Reino del Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús.
Santísima Trinidad, que por medio de la Intercesión de la Santísima Madre del Rosario de Fátima, se realice pronto el Triunfo final de Su Corazón Inmaculado, se disipen las tinieblas que han entrado en la Casa de Dios confundiendo muchos corazones, y la Paz sea concedida a todos, de manera especial en las familias, y el mundo deje de ofender a Jesús, que ya está muy ofendido.
Te entregamos, Santísima Trinidad, a Fátima, sus Mensajes, y sus Signos para que se realice su cumplimiento profético para la mayor Gloria de Dios y la salvación de las almas. Por intercesión de Lucía, Francisco, Jacinta y el Ángel de la Paz. Amen.

Orad así, pequeñito, ayudadme a realizar Mis Intenciones Maternales. Te doy las gracias. Te amo y te bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.

Sem comentários:

Enviar um comentário